sábado, 22 de agosto de 2020

POR UNA CULTURA ANIMAL RESPONSABLE

A veces, cuando un amigo o un conocido se detiene para acariciar a mi perro mientras estamos paseando, me dice: "Sabes, estoy pensando en conseguir un perro. ¿Qué te parece?, ¿hago bien?"... yo dejo que siga acariciando la cabeza de mi perro y después de un tiempo le digo un buen: "¡NO!".

Él (o ella) me mira pasmado y me pregunta por qué estoy en contra. Me siento en un banco del parque y le digo: ¿has evaluado los pros y los contras de tener un perro? Entonces toma nota:

1- Empezarás y terminarás cada día recogiendo la caca de tu perro desde el suelo y esto para toda su vida.
2- Los primeros meses convertirá la casa en un desastre.
3- Tendrás que ir a trabajar y dejarlo solo, y sentirás un apretón en el corazón cada vez que cierres la puerta.
4- Luego sentirás otro, cuando pienses en el sofá, en un sillón, a tus preciosos zapatos que quedan en la casa al alcance de sus dientes.
5- Ya no tendrás ropa sin sus pelos por más de cinco minutos.
6- Tendrás que adquirir una excelente aspiradora.
7- El cachorro que acaricies crecerá, oh si crecerá, tan rápido que te arriesgas a perderte los momentos más hermosos para pasar con él.
8- Recogerás vómitos, pipis, popó y lo bueno es que ni te va a dar asco.
9- No hay estaciones, condiciones meteorológicas o cambios climáticos que valgan: tendrás que sacarlo todos los días, cada mañana y cada noche, él querrá salir y será el momento más esperado.
10- Cada vez que veas a un perro sufrir o morir será como ver el tuyo sufrir o morir. Si antes de tener perro podías soportar estas imágenes, después no podrás soportar ver a un perro destrozado pensando que podría ser el tuyo.
11- Mantener a un perro cuesta mucho dinero, y nunca aportará a la casa parte de su salario para "ayudar a la familia".
12- Dirás que "nunca subirá al sillón ni a la cama" y te encontrarás aplastado en una esquina con treinta kilos en el estómago.
13- Tendrás que tolerar las miradas de la gente que te juzgará por cómo tratas al perro.
14- Tendrás que tolerar quien te dirá "¡pero el perro no es un hijo!" sin responder, pero piensas: ¡No me había dado cuenta!".
15- Tendrás que tolerar las miradas de la gente que pensará: "quiere al perro porque no tiene hijos...".
16- Ten en cuenta que lo tendrás que despedir un día, y que los perros no solo crecen rápido, también envejecen demasiado rápido.
17- Sufrirás viendo una película donde muere un perro.
18- En tu coche habrá en todas partes los pelos de tu perro.
19- Lamentarás las oportunidades que tenías para estar con él y no te aprovechaste porque siempre tenías un compromiso muy importante.
20- Pensarás si no estabas mejor antes de tener un perro y tal vez te respondas que sí, que tal vez tenías menos preocupaciones y entonces tendrás que esforzarte para rechazar estos sentidos de culpa que te cierran el estómago.
Silencio... "¿pero entonces no hay pro?" me dijo afligido.
Sí, por supuesto. Aquí está el pro:
1- Una noche al final de un día obscuro, de aquellas en las que te has arrepentido de haber nacido, cuando todo parece ir mal y tú ni siquiera tienes la fuerza para levantarte del sofá verás asomar el hocico de tu perro que se apoyará en tu pierna, que te mirará sin hacer ni un movimiento, entornando los ojos: estará allí parado hasta que acariciarás su cabeza y entonces sentirás tu corazón abrirse como una manzana y una emoción a lo largo de todo tu cuerpo. 
Y ahí entenderás que nadie te amará nunca como él. "Solo por este momento vale la pena enfrentar a todos los contra de tener un perro". 

EDUCANDO HUMANOS PARA SER MEJORES GUÍAS CANINOS

POR UNA CULTURA ANIMAL RESPONSABLE

No hay comentarios:

Publicar un comentario